Receta de sopa de pescado ligera

Llevo unos días comiendo fuera y a deshoras, y me apetece tomar una sopa ligera que asiente el estómago, como esta digestiva sopa de pescado ligera, que por aquí llaman “enblanco”, ideal para recuperarse de los excesos. Recuerdo cuando estaba malo de pequeño mi madre siempre me preparaba esta sopa o un gazpachuelo, también muy ligero.

La ventaja es que se hace en un momento, los ingredientes son sencillos y económicos. Puedes usar cualquier pescado blanco, como rosada, merluza, pescada.

Ingredientes para la receta de sopa de pescado ligera

Una cebolla, 1 pimiento, 2 tomates pelados, una ramillete de perejil, 1-2 dientes de ajo, una hoja de laurel, una patata grande, 300 gr. filetes de pescado, limpios de piel y espinas. Sal. Aceite de oliva virgen. Un limón.

Preparación

Nada más fácil. Introduce en una cazuela la cebolla pelada y en trozos, los tomates pelados y en trozos, el perejil picado, los ajos, el laurel y la patata cortada en láminas.

Cubre con algo más de un litro de agua y una cucharada de sal gruesa. Calienta hasta que rompa el hervor. Añade entonces un buen chorro de aceite de oliva, unos 50 cc. Deja cocer a fuego moderado 15 minutos, o hasta que la cebolla quede muy tierna.

Añade el pescado, bien limpio de piel o espinas, y deja cocer unos 5-10 minutos, o hasta que el pescado quede tierno.

Sirve al momento, acompañando con un poco de zumo de limón, que se debe poner en el plato, justo antes de comerla. El maridaje perfecto es un blanco ligero y aromático, bien frío, como este Verdejo de Rueda.

Post relacionados: Gazpachuelo, receta de sopa tradicional malagueña