Pan de avena a la antigua. Receta tradicional

Inicio/Pan de avena a la antigua. Receta tradicional

Pan de avena a la antigua. Receta tradicional

Pan de avena © José Maldonado

Pan de avena © José Maldonado

Esta antigua receta tiene un sabor muy especial gracias a los copos de avena y a la melaza añadida, que además le confieren un textura muy especial y un atractivo color. Aunque tengo panificadora, no he podido resistirme a amasarlo a mano, a la vieja usanza, dicen que las manos del panadero transmiten su calor y fuerza al pan. Prueba este pan de avena a la antigua, receta tradicional, te recordará a los panes de antes.

Para cualquier duda o aclaración adicional consulta nuestros consejos para hacer pan casero.

La melaza es un subproducto en la elaboración del azúcar de caña, y que en muchos lugares se denomina miel de caña, muy utilizada para endulzar gachas, berenjenas fritas o buñuelos de bacalao.

Ingredientes, para un pan mediano

375 gr. harina de fuerza, 40 gr. copos de avena, una cucharadita de levadura seca de panadero (equivale a 30 gr. de levadura fresca), 20 gr. mantequilla, 250 cc. agua mineral, 80 gr. melaza (o miel de caña), 2 cucharaditas de sal, 1 huevo.

Elaboración

Ponemos a calentar 175 cc. de agua hasta que rompa a hervir. Aparta y mezcla con los copos de avena, la melaza, la mantequilla y la sal. Remueve bien y deja templar.

Añade el resto del agua a la mezcla de copos de avena. Incorpora el huevo, removiendo a fondo. Añade la harina mezclada con la levadura granulada, y mezcla bien. Si usas levadura fresca, deberás mezclarla primero con los 200 cc. de agua, para disolverla.

La masa deberá quedar ligera, más blanda de lo habitual. Vierte la masa en un cuenco engrasado, tapa con film transparente y deja reposar 2 horas en el frigorífico, o hasta que la vayas a utilizar (puedes prepararla la noche antes), ya que debe fermentar muy lentamente.

Saca del frigorífico y vuelca sobre la mesa enharinada, amasando brevemente para eliminar el exceso de aire del interior. Pasa la masa a un molde de cake o de pan de un litro de capacidad. Tapa con un trapo y deja fermentar 2 horas en sitio cálido, o hasta que haya duplicado su volumen.

Espolvorea la masa con un poco de harina y copos de avena, y cuece el pan en horno precalentado a 190º durante 50 minutos, y luego, para favorecer la formación de la corteza, desmolda y sigue cociendo otros 20 minutos a 190º, o hasta que suene a hueco al golpear la base con los nudillos. Deja enfriar y sirve cortado en rebanadas este pan de avena a la antigua, receta tradicional.

18 Comentarios

  1. Inma 3 noviembre 2009 en 13:40

    Pepe buenos dias….. mejor dicho buenas tardes. Pero qué arte tienes, menudo pan nos has preparado hoy!!!, es cierto que tiene una pinta de pan de los de antes, impresionante. Ademas lleva miel de caña, avena y huevo .. lo que quiere decir que éste pan de por si es un alimento completo.

    Un 10 por tu receta de pan de avena a la antigua. Por la miel de caña, este pan es de España (sur) o tal vez el agregarle la miel es cosa tuya??

    Un beso Pepe!!!

  2. Pepekitchen 3 noviembre 2009 en 13:53

    Jeje, gracias, Inma, me alegro te guste, ahora mismo me estaba tomando una rebanada con un poco de mantequilla, que rico 🙂 Bueno, la receta la he sacado de un libro muy antiguo, que a su vez lo ha recopilado de otro..así que no te puedo decir muy bien el origen, aunque parece que es una receta inglesa.

    Un beso!

  3. Inma 3 noviembre 2009 en 14:30

    Buen provecho Pepe!!!, ésta tarde investigare sobre los panes del mundo, es curioso la variedad tan extensa que hay… la tarde esta propia, con lluvia y frio fuera, aqui dentro calentita con la calefaccion puesta y navegando por internet!!!

    🙂

  4. Pepekitchen 3 noviembre 2009 en 14:55

    Y luego llaman a París la ciudad de las luces, jejeje…Pues aquí luce el sol malagueño en todo su esplendor, que ya quisieran los parisinos 🙂

  5. Inma 3 noviembre 2009 en 17:01

    Ya te digo, qué envidia Pepe, aqui el cielo no es azul … es plomizo que puede variar del gris clarito al mas oscuro que no deja ni de pasar las radiacciones solares, es decir que nada de la Vitamina D del sol, asi cuando sale… todo el mundo va a los parques y buscan la forma de tomar el sol.

    🙂

  6. Begoña 3 noviembre 2009 en 17:18

    Me ha encantado esta receta. Mañana mismo voy a probarla. Hace meses ya que en mi casa no entra pan de molde industrial. Los tengo muy mal acostumbrados…..pero a pesar de todo les voy a sorprender con este delicioso pan. Y con miel de Frigiliana, mejor.
    Un saludo, Begoña

  7. Pepekitchen 3 noviembre 2009 en 17:57

    Ya me contarás Begoña, la verdad es que hacer pan en casa es todo un placer, y además muy sano 🙂

    Un abrazo.

  8. Pepekitchen 3 noviembre 2009 en 20:43

    Uf, es verdad, lo mio no son las matemáticas jeje…el agua total a usar son 250 cc. Lo corrijo en la receta ya.

    No me preguntes mucho, pero según la receta se fermenta en frío, imagino para que no suba demasiado, o quizás la melaza haga que fermente demasiado rápido, por el azúcar que contiene. Respecto a la panificadora, puedes probarla a ver, pero no garantizo que salga bien, no te preocupes, ya iremos dando recetas adaptadas.

    Un saludo.

  9. Olimpia 3 noviembre 2009 en 20:29

    Pepe, un par de cositas.
    El total de agua a utilizar ¿es 250 ó 275cc?.
    Otra duda: ¿por qué se deja fermentar en el frigo? ¿no aconsejan siempre un sitio cálido?
    Y ya que estamos puestos: ¿puedo adaptar la receta para la panificadora?….es que ya que la tengo habrá que hacerle trabajar…jeje.

    Inma, nosotros todavía andamos en manga corta, en cierto modo me das envidia, yo ya ni me acuerdo de lo que es un día gris.

    Saludos.

  10. Raquel 8 noviembre 2009 en 13:16

    Bueno ya he comprado la avena y la melaza, nada más que me queda empezar a hacerlo. Por cierto, no veo corregida la cantidad de agua. Si se confirma que son 250cc, significa que ponemos a calentar 150cc y los otros 100cc son los que añadimos a la masa? Gracias maestro!!!

  11. Pepekitchen 8 noviembre 2009 en 18:01

    Hola, Raquel!

    Sí, ya está revisado, son 175 cc de agua caliente al principio más 75 cc. de agua fría, total los 250 cc. que necesita.

    De todas formas mañana os pogo una receta con panificadora, aunque es algo differente.

    Un saludo.

  12. Pepekitchen 12 noviembre 2009 en 12:06

    Gracias, Raquel, me alegro que os gustara. Sí, la masa debe quedar así bastante pegajosa y ligera, lógicamente para amasarla hay que añadir algo de harina en la mesa y las manos, por sin pasarse.

    Y sí, probablemente sea un pan inglés o irlandés, por el estilo y los ingredientes. Sea como sea, muy rico 🙂

    Un abrazo.

  13. Raquel 12 noviembre 2009 en 11:39

    ¡Menudo éxito que ha tenido el pan! Ha salido super bueno. Me recuerda mucho a un pan irlandés que ellos llaman “health bread” aunque en la panadería me dijeron que se hacía con miel en vez de con melaza, pero bueno, es super parecido!!!!así que estoy encantanda porque vine “enamorada” de ese pan.
    Me pasé un poco con el agua (quizás mi harina había cogido un poquito de humedad y no chupó toda el agua) así que la próxima vez echaré la 2ª parte del agua una vez que esté mezclando porque estaba demasiado pegajosa la masa cuando empezé a amasar y tuve que ir añadiendo bastante harina. Pero bueno, el resultado ha sido muy bueno, así que genial!!!! Gracias!!!

  14. Raquel 19 noviembre 2009 en 19:34

    Hola Pepe, es la segunda vez que hago el pan y sigo con un par de problemillas. El primer pan aún así salió muy bueno y este segundo, no lo sé,no lo he probado todavía:

    – La masa me queda muy pegajosa y tengo que añadir una buena cantidad de harina para que deje de estarlo por lo que al levarlo por primera vez no es una masa demasiado blanda.
    – Veo tu foto y mi masa tiene un color más oscuro que la tuya
    – ¿siete cucharadas soperas de melaza es mucho? a ver si me estoy pasando con la melaza
    – Tu dices 50 minutos en horno y 20 minutos sin molde para la costra. Al sacar el pan después de los 50 minutos, se supone que en seguida vuelves a meterlo en el horno… al estar el pan muy caliente a mí se me pega en el molde y me cuesta mucho sacarlo. ¿qué haces para que no se te pegue?
    GRacias y perdona por tantas preguntas.
    Raquel

  15. Pepekitchen 20 noviembre 2009 en 0:16

    Hola!

    Nada, pregunta, pregunta :-)..La verdad es que sí, recuerdo que me costó desmoldarlo, tuve que usar un cuchillo para despegarlo en las paredes, quizás sea por efecto de la melaza, y ahora que lo comentas creo recordar que lo deje enfriar, y fue al demoldarlo que no me gustó la corteza que quedaba y decidí meterlo un poco más para que hiciera bien la corteza de la zona inferior.

    Si acaso, para evitar esto, se le puede poner papel de horno engrasado y enharinado, así será mas fácil de desmoldar. Respecto al color, no te fies mucho de las fotos, la iluminación puede hacer que parezca más claro o más oscuro, y no lo he medido en cucharadas, son 80 grs. exactamente los que he usado.

    Los tiempos siempre son aproximados, depende mucho de los hornos, la temperatura, humedad ambiente, etc. Así que tampoco te los tomes a rajatabla los que yo pongo, mi horno es más bien malillo y baratito, si usas uno de estos modernos con ventilador son mucho más rápidos y seguramente hay que acortar tiempos.

    En fín, espero haberte ayudado…
    Un abrazo.

  16. Pepekitchen 21 noviembre 2009 en 19:11

    Hola!

    Ahs, es verdad, yo es que añado la miel de caña directamente al bol, con el resto de ingredientes, uso un peso digital que tiene la opción de tara, así que antes de añadir cada ingrediente pongo a cero el peso..trucos 🙂

    Un abrazo.

  17. Raquel 21 noviembre 2009 en 18:50

    gracias Pepe, haré lo del papel de horno la próxima vez y pesaré mejor la melaza… es por no manchar un cacharro nada más que para pesarla ¡qué vaga!!!!

  18. María 12 enero 2013 en 10:32

    Hola Pepe! Te había leído alguna vez y ya me gustaba tu blog. Me ha dado recientemente por esto de los panes y llevo pocos hechos aún pero con resultados increíblemente satisfactorios. Había hecho varios muy sencillos (y ricos) y quise probar algo un poco más especial cuando di con tu post recopilatorio sobre panes. Este de avena lo hice ayer, aprovechando que se debía fermentar lentamente lo dejé toda la noche en la nevera, y luego por cuestiones prácticas solo pude hacerlo por la noche siguiente. Acabo de probarlo para desayunar y…MADRE MÍA! QUE COSA TAN RICA!!! Muchísimas gracias por la receta, ha sido una experiencia muy satisfactoria para todos mis sentidos, jeje…sin duda haré este pan muy a menudo; no sólo es delicioso, también me ha parecido muy sencillo de hacer, no tiene ninguna dificultad, es genial!! 🙂
    Sólo comentar que le puse miel porque no tenía melaza y se la puse un poco a ojo…pero ha salido increíble igual…
    Gracias mil, un abrazo!

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas