mejillonesLos mejillones preparados con diferentes salsas son un plato nacional de Bélgica. Allí los cocinan con vino blanco, como nosotros, pero les añaden verduras, como apio, cebolla, zanahorias, perejil, etc. He probado muchas recetas belgas y la que más me ha gustado es esta receta de mejillones con salsa de champiñones, con nata, vino blanco y champiñones.

La guarnición tradicional son las patatas fritas. Hay muchos restaurantes especializados en servir los “moules et pommes frites”, tanto en Bélgica como en Holanda y norte de Francia. Para acompañar las patatas fritas me gusta usar una salsa dijonnaise.

Ingredientes para la receta de mejillones con salsa de champiñones

2 kgr. mejillones (para 3-4 personas), 300 cc. vino blanco seco, 200 cc. crema de leche espesa (nata), 3 chalotas (o una cebolla), 300 gr. champiñones, sal, pimienta.

Preparación:

* Limpia bien los mejillones, eliminando los que estén abiertos o con la concha rota. Lávalos con agua fría.

* Coloca los mejillones en una cazuela junto con el vino blanco y las chalotas o la cebolla picados. Remueve un poco, tapa bien y deja cocer unos 5 minutos a fuego fuerte, para que se abran.

* Añade a la olla los champiñones limpios y cortados en láminas o daditos pequeños, la nata y un poco de sal y pimienta. Tapa y deja cocer unos 8 minutos, removiendo de vez en cuando.

* Sirve en la misma olla, de la que se servirán los comensales. Acompaña de unas patatas fritas finas.

A mi me gusta servir las patatas fritas con una salsa suave de mostaza, hecha con mayonesa mezclada con un poco de mostaza de Dijon. Está muy bien como plato único para una cena, acompañado de un buen blanco, yo aconsejo un muscadet o un riesling alsaciano. Bon appétit!!