Bodegas Taylor Oporto © José Maldonado

Bodegas Taylor Oporto © José Maldonado

Este ha sido el motivo principal de nuestra reciente visita a la ciudad portuguesa de Oporto. A orillas del Duero, y muy cerca de su desembocadura en el Atlántico, encontramos la localidad de Vila Nova de Gaia, justo enfrente de la cuidad de Oporto, en la otra orilla del río. Aquí se ubican la mayoría de las antiguas bodegas donde se envejece el vino fortificado más famoso del mundo, el Oporto. Hemos concertado una visita a las bodegas Taylor´s.

© José Maldonado

© José Maldonado

La historia del Oporto no está exenta de romanticismo. Parece ser que las continuas guerras con Francia dificultaban el suministro de vino a Inglaterra, sobre todo de los apreciados Burdeos, así que en el siglo XVII los comerciantes ingleses se fijaron en los robustos vinos portugueses, ya elaborados desde tiempos de los romanos en los márgenes del Duero superior y sus afluentes.

Pero estos vinos parece que no soportaban muy bien los largos viajes en barco, así que empezaron a fortalecerlos con aguardiente, y luego con alcohol puro de uva, que es añadido durante la fermentación, creando el Oporto tal y como lo conocemos hoy en día. La empresa Taylor Fladgate & Yeatman nació en 1692, siendo la primera en comprar propiedades en el Duero. Curiosamente, tras varios siglos de existencia,  la bodega sigue en manos de los herederos de las familias inglesas fundadoras, que incluso han ido adquiriendo otras marcas conocidas, como Croft Port. Tradición y modernidad combinadas para la creación de algunos de los mejores y apreciados oportos.

Oporto al otro lado del Duero, desde Vila Nova de Gaia © José Maldonado

Oporto al otro lado del Duero, desde Vila Nova de Gaia © José Maldonado

Las Quintas, los viñedos

En realidad, tal y como nos explica nuestra amable guía oficial de Taylor, Sonia Marissa, los vinos se elaboran a más de 160 kilómetros, río arriba, en los viñedos de varias fincas o “quintas”, que se vendimian a finales de septiembre y se pisan in situ. Las variedades de uvas son portuguesas, adaptadas a los duros suelos pizarrosos y a las condiciones climáticas de la zona. Entre ellas las más usadas son la touriga nacional, la francesa, y varias variedades de tinta.

Los oportos de Taylor proceden principalmente de dos quintas, una al pie del Duero, la Quinta de Vargellas, considerada como una de las mejores del mundo, con numerosos bancales orientados al río, y otra más alta, en zona montañosa, la Quinta de Terra Feita, con más de 250 años y que produce los mejores vinos, más robustos, redondos y perfumados.

Sonia nos explica la situación de las quintas productoras © José Maldonado

Sonia nos explica la situación de las quintas productoras © José Maldonado

 

La pisa tradicional del Oporto en Taylor´s © José Maldonado

La pisa tradicional del Oporto en Taylor´s © José Maldonado

La vendimia y la pisa, los primeros pasos

El vendimiado es manual, y la pìsa artesanal extrae lo mejor de estas excelentes uvas, sacando el máximo sabor y taninos contenidos en la piel de la uva, con la delicadeza necesaria para que el vino resultante tenga un equilibrio perfecto entre concentración y delizadeza. Taylor ha desarrollado en los últimos años un tipo de cuba de fermentación que imita el efecto de pisado usando unos sistemas de pistones.

Este sistema mecánico imita los pies de los vendimiadores, trabajando delicadamente la uva, mantenida así en contacto con el zumo de fermentación. Sea un proceso mecánico o artesanal, a continuación se procede a “cortar” la fermentación con el proceso de “beneficiación”. En el momento ideal, cuando las levaduras naturales han convertido en alcohol la mitad del azúcar del mosto, se detiene el pisado y se añade el aguardiente vínico, que interrumpe la fermentación y permite que se conserve la dulzura original de las uvas, permitiendo además la maduración y que el envejecido en botellas se pueda prolongar durante muchos años.

En la primavera siguiente a la vendimia, el nuevo vino fortificado estará listo para viajar río abajo hasta las frescas bodegas de Oporto, donde se envejecen hasta alcanzar su máxima excelencia. El trasporte se hacía tradicionalmente en bellas barcazas de madera, que todavía se conservan a orillas del Duero, para regocijo de los numerosos turistas.

Barcazas para el transporte del Oporto en el Duero © José Maldonado

Barcazas para el transporte del Oporto en el Duero © José Maldonado

En próximas entregas os hablaré del envejecido del Oporto, ya en las bodegas, y cómo se obtienen los distintos estilos de Oporto. Para ello cruzaremos el puente hacia Vila Nova de Gaia y subiremos por sus calles empedradas, entre algunas de las más famosas bodegas del mundo.