tomate

Ya estamos de vuelta de las vacaciones y hay que encarar la temida “cuesta de septiembre” con optimismo, ya parece se vislumbra la salida de la crisis. Pero todavía nos queda un largo trecho, y hay que cuidar mucho los gastos para llegar a fin de mes, como bien saben muchas familias españolas, que además afrontan ahora los gastos del colegio.

Como os prometí, intentaremos desde nuestro blog aportar nuestro granito de arena en la lucha contra la crisis, en este caso dando consejos para el ahorro en la cesta de la compra, una parte importante del presupuesto familiar. Para empezar he acudido a los consejos que nuestras foreras amigas y sufridas amas de casa van dejando en nuestro foro de cocina, en el que os animo a participar y aportar vuestras soluciones favoritas para el ahorro.

Nuestra amiga Angeles nos deja estos consejos básicos para ahorrar en la cesta de la compra, y que comparto al 100%:

– Hacer la compra siempre con la “tripa llena”. Si vamos al supermercado con hambre siempre meteremos en el carro productos extras que siempre serán altos en carbohidratos y azúcar.

– Planificar los menús de la semana. Aparte de ahorrar porque así sólo compro lo que necesito, también controlo mejor mi dieta procurando que sea variada.

– Importante llevar una la lista de la compra y no salirse de ella. Yo siempre incluyo algún caprichito, así ya voy directa a por él, porque es más peligroso dejarse llevar por la improvisación.

– Revisar la despensa y el frigorífico para controlar las fechas de caducidad y no llevarme alguna sorpresa cuando voy a echar mano de algún alimento. Si tenemos un buen “fondo de armario” no necesitaremos salir corriendo a la primera tienda que encontremos (casi siempre la más cara). También, en caso de invitados imprevistos, podremos organizar una comida casera y no tener que llamar a comidas a domicilio.

Mi visita semanal al super es para envasados y fondo de despensa.
– Para carnes, huevos y algo más tengo otra tienda especializada, una cooperativa que tiene buen género y precio asequible (de ahí las largas colas en caja…).
– El pescado fresco, obviamente en el mercado.
– Frutas y verduras, en la frutería. Tengo un par o tres fijas y aprovecho las ofertas del día.

No es tan complicado como parece, ni se necesita tanto tiempo. Un poco de organización es suficiente: tengo un día fijo a la semana adjudicado para ir a cada sitio. Evidentemente, a la frutería doy un par de viajes o tres a la semana.

Una cosa que he venido observando es que en fruterías y pescaderías, donde los precios oscilan más, parece que los viernes está todo un pelín más caro. Quizá es para aprovechar el tirón de ventas del fin de semana, cuando la gente que no puede ir entre semana hace su compra.

Nuestra amiga Inma, por su parte, nos hace estas propuestas muy sensatas al respecto:

Efectivamente, siempre hay que tener en la despensa productos no perecederos como conservas. Yo siempre tengo mis productos fijos para todo el mes:

-Conservas variadas.
-Legumbres: arroz, garbanzos, lentejas, alubias.
-Pastas de diferentes tipos y sémolas (estas ultimas las uso mucho como acompañamiento de carnes o pescados).
-Harina , especias, sal, aceites y vinagres.

Aparte los productos frescos que esos son de comprar durante la semana, por supuesto ya me encargo de ojear ofertas interesantes algunas veces me recorro varios supermercados en busca de productos interesantes a buen precio.

Aqui por ejemplo compro en grandes superficies, sobre todo los vegetales, ya que hay gran variedad y los puedo escoger yo misma (la zona de la fruta y verdura esta puesta como al por mayor, las cajas apiladas con cantidad de productos de cada cosa).

Una maravilla, las legumbres por bolsas que son sacos de hasta 10 o 15 kilos (me imagino que para las grandes familias o para gente que consuma mucho este tipo de alimentos).

Y lo que nunca me puede faltar es un saco de patatas y otro de cebolla y una buena ristra de ajos, con eso y unos huevos nunca se pasa apuros.

Como vemos, prácticos consejos de nuestras amigas. No dejes en entrar en nuestro foro y dejar allí tus consejos, esteremos encantados de recibirlos y compartirlos con los demás.