saleepepe

Sale&Pepe es mi revista de cocina italiana favorita. El año pasado, en mis vacaciones en Italia, vine cargado de libros y revistas, muchos de ellos de cocina. Incluso tuve ocasión de tomar un café en la tienda-café que la prestigiosa editorial Mondadori tiene en el centro de Milán, no muy lejos de las exclusivas tiendas de ropa y zapatos que han hecho famosa a la capital de la moda.

Precisamente esta editorial publica algunas de la mejores revistas, a mi entender, como Cucina Moderna, un poco más atrevida, o Sale&Pepe, un clásico. A pesar de no estar traducida, que yo sepa, al español, no es difícil de entender, salvo algunos ingredientes locales cuya traducción es más difícil o que puedan ser más complicados de encontrar.

Sale&Pepe es una revista mensual, con más de 50 recetas bien explicadas y testadas en cada número. Algunas vienen además explicadas con gran detalle, paso a paso, en la sección escuela de cocina. También se incluyen técnicas de cocina y especiales dedicados a determinados ingredientes. En este número de julio, por ejemplo, se dedican secciones a cocinar con conejo, con mortadela, o postres con frutas.

En los “primi” abundan, como no podía ser de otra manera, los platos de pasta, con recetas tradicionales siempre con un toque renovador, o recetas nuevas muy creativas y originales, pero respetando al máximo los excelentes ingredientes que hacen de la cocina italiana una de las mejores.

Lasañas, fetuccine, raviolis, risottos,.. En cada número se dedican apartados a carnes, ensaladas y pescados, con lo que la variedad está garantizada. Y de los postres ni hablamos, aquí es donde encuentro propuestas más interesantes, con semifreddos, pannacottas, tiramisús con frutas, cassatas, etc.

No faltan tampoco tartas saladas, sfoglias, costratas, frittatas, salteados, y muchos aperitivos, antipasti, se nota que los italianos son muy aficionados a las tapas, como nosotros, aunque algo más contundentes.

Pero algo que sorprende, aunque no tanto conociendo las costumbres italianas, es que no he visto ni una receta de pizza en sus páginas, en un año que llevo leyéndola.

No es que no coman pizza. Es que los italianos son muy ortodoxos en esto, la pizza debe hacerse en hornos de leña a la manera tradicional, con lo que la toman siempre fuera de casa, allá donde tengan estos hornos manejados por el “pizzaiolo” con su pala de madera. Imagino que esta es la razón de que no se incluyan estas recetas en la revista, aunque no faltan tartas saladas, tartaletas y otras elaboraciones con masas quebradas, hojaldres y masa de pan.

El diseño es sencillo, claro, luminoso, con fotos atractivas, claras, con primeros planos y fondos neutros, con mucho colorido. Digamos que es una revista “cálida”, y con platos de una sencillez media-baja, tanto que dan ganas de ponerte a cocinar al momento. La única salvedad, el uso de ingredientes, sobre todo en el caso de ciertos embutidos, difíciles de localizar salvo en buenos supermercados.

Y, como no, la mayoría de las recetas acaban con esta coletilla, en la lista de ingredientes; Sale&pepe. Sal y pimienta, claro.

Suscripciones a Sale&Pepe en Mondadori.