Receta de bollos de aceite de Alhaurín el Grande

Inicio/Recetas/Recetas de panes y reposterí­a/Receta de bollos de aceite de Alhaurín el Grande

Receta de bollos de aceite de Alhaurín el Grande

Bollos de aceite © José Maldonado

Bollos de aceite © José Maldonado

En el mercadillo ecológico de ayer recordé mis tiempos de profesor allí,  hace ya unos años, cuando empecé mi primer blog de cocina, de donde he rescatado esta receta tradicional típica de la localidad malagueña de Alhaurín el Grande, y que dedico a Ani, mi compañera en la escuela taller por entonces. Como no estábamos muy seguros buscamos a una señora del pueblo que amablemente se prestó a enseñarnos la elaboración de este dulce tan apreciado, los bollos de aceite.

Se trata de una masa de harina con aceite de oliva. El secreto es el plegado, que es lo que hace que estos dulces queden crujientes y huecos por dentro. Otro truco para que salgan bien esponjosos es que el horno debe estar muy fuerte, a unos 250ºC como mínimo, para que suban bien.

Ingredientes:

600 cc agua
2 kg. harina de repostería
700 cc. aceite de girasol
300 cc. aceite de oliva
Azúcar, para cubrir la masa
Aceite de girasol o de oliva suave, para untar la masa

Preparación:

Para hacerlos en casa podemos reducir bastante las cantidades, a la cuarta o quinta parte, aquel día salieron muchos bollos.

* Se calienta el agua hasta un punto previo a ebullición (no debe hervir).
* Mezcla el agua con el aceite de oliva y de girasol en un bol grande.
* Vuelca de golpe la harina en el bol y amasa a mano o con la maquina, unos 10 minutos, hasta que quede una masa fina y elástica.
* Cortamos pellizcos de masa, de unos 50 gr. aprox. Se les pone un poco de harina por ambas caras y se extiende muy fino con el rodillo, que quede casi transparente. Si hace falta se pone más harina para que se extiendan bien.
* La porción extendida debe tener forma alargada, rectangular, de unos 20×6 cm. Si hace falta se recortan los extremos para igualarla.
* Ahora se espolvorea con un poco de azúcar la superficie de la masa, sobre todo por el centro, pero una capa muy fina.
* Doblamos los bordes exteriores, los más largos del rectángulo, medio centímetro hacia dentro. Ahora doblamos la mitad inferior hacia arriba, y la mitad superior hacia abajo, formando un sobre cerrado de masa.
* Levantamos el paquete , le damos la vuelta y ponemos sobre bandeja de horno aceitada ligeramente. La parte lisa debe quedar hacia arriba.
* Se untan los bollos con un poco de aceite de girasol, con un pincel. Se espolvorean con un poco de azúcar.
* Horneamos a horno muy fuerte, unos 12-15 minutos, hasta que se hinchen y se queden dorados.

bollos aceite1

La verdad es que son laboriosos, pero el resultado merece la pena, están buenísimos. Os diría que es uno de los dulces tradicionales más buenos que he probado. A mi me recuerdan mucho la masa de las tortas Inés Rosales, esas tortas sevillanas tan crujientes y que me gustaban mucho de pequeño, con la diferencia que estas incorporan anís.

Originalmente se hacían con aceite de oliva, no de girasol. Si queremos hacerlos sólo con aceite de oliva, es mejor calentarlo primero con una cáscara de limón para quitarle un poco de fuerza. Aquí hemos usado una mezcla de girasol y oliva, para que queden de un sabor más suave estos deliciosos bollos de aceite.

5 Comentarios

  1. comoju-Cova 15 noviembre 2009 en 13:45

    Me alegro muchísimo que hayas rescatado esta receta como tú dices, porque así nos la has podido mostrar y ahora nos dejas con las ganas de ponernos con ella

    Un saludo

  2. Pepekitchen 15 noviembre 2009 en 13:58

    Uff, están superbuenos, pero la verdad es que son un poco trabajosos. a ver si hago mi propia versión estos días, tengo ganas de experimentar un poco 🙂

    Un saludo.

  3. Miriam/El invitado de invierno 16 noviembre 2009 en 10:39

    Me encanta esto de rescatar dulces tradicionales, me la apunto!

  4. Pepekitchen 20 noviembre 2009 en 13:50

    Hola, Carlos. Pues bueno, es algo complicado de explicar por escrito, es como hacer una especie de sobre cerrado, con azúcar por dentro. Se hace un rectángulo de masa muy fina, casi transparente, sobre la mesa bien enharinada.

    Luego se recorta para darle forma de rectángulo perfecto. Luego se espolvorean de azúcar, y se doblan los bordes largos del rectángulo un centímetro hacia dentro. Ahora los extremos largos se plieganhasta que se toquen en el centro. Se ponen ahora con cuidado boca abajo, los pliegues en la base, sobre la bandeja del horno y se sigue la receta.

    Espero haberte aclarado la cosa, y si no te lo puedes inventar un poco, a ver qué sale 🙂

  5. Carlos 20 noviembre 2009 en 13:33

    Hola, Pepe: Receta muy interesante. Igual la hago este finde. Pero tengo una duda sobre el plegado ¿Podrías explicarlo mejor? cuando se Pliega a lo largo… ¿se dobla justo por la mitad quedando un trozo de la mitad de largo? ¿o se dobla poniendo el extremo en la mitad y la parte opuesta también hacia la mitad? La verdad es que no lo he entendido muy bien. Y me gustaría tenerlo claro antes de ponerme “con las manos en la masa”.
    Gracias y enhorabuena por tu estupendo blog.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.