Lentejas blancas de Urid © José Maldonado

Lentejas blancas de Urid © José Maldonado

Las llamadas lentejas Urid o Urad Dhal son una rareza que descubrí ayer en una pequeña y escondida tienda hindú en Torremolinos, donde suelo comprar mezclas de especias y arroz basmati. En realidad, según voy investigando, descubro que se trata de un tipo de alubia muy primitiva, Vigna mungo, que por su pequeño tamaño y aspecto lenticular a veces se confunde con la lenteja. Se cultiva en todo el sur de Asia, ya sea en la India, Vietnam o Nepal.

Tiene cierto parecido con las alubias mungo y tiene dos variedades, la negra y la blanca, la llamada lenteja blanca de Urid, que es la que he comprado. Esta última viene empaquetada, seca, y las semillas parecen partidas por la mitad y sin piel, como muchos tipos de lentejas rojas o amarillas usadas en la cocina hindú.

Usos en cocina

De esta forma sirve para preparar el dal o dhal, una especie de crema especiada de lentejas, espesa, que se sirve como entrante, o bien se pueden cocinar cocidas y servidas enteras. Además es un producto recomendado para los diabéticos, y forma parte de numerosos platos de la cocina tradicional de la India, sobre todo en la zona del Punjab, y en la cocina pakistaní, donde se llama “sabit maash” o “minumulu”.

En realidad, las variedades negra y blanca son la misma. Se llama negra cuando viene con su piel y blanca cuando está pelada. Para cocinar esta última, la blanca, se recomienda remojarla en abundante agua fresca durante una hora. Una vez escurridas y ablandadas, se cuecen a agua durante 20 minutos, hasta que queden tiernas. Luego se aderezan con cebolla salteada con especias y se sirven.

Se me ocurren muchas formas de cocinar estas lentejas blancas de Urid, Gusta descubrir nuevos ingredientes y experimentar con ellos, como en esta original sopa de higos frescos con verduritas asadas y lentejas blancas.

Lentejas blancas de Urid © José Maldonado

Lentejas blancas de Urid © José Maldonado