Hace unos días me llegó una lujosa invitación personalizada, por correo postal, algo raro en los tiempos que corren de emails e inmediatez. Procedía del Boureau du Champagne España, y se me invitaba a una degustación de champagne en el Hotel Barceló, Málaga, a la que asistí ayer por la tarde.

Claro, no todos los días se puede disfrutar de más de 100 tipos de champagne con más de 40 marcas de gran prestigio como Tattinger, Moët&Chandon, Veuve Clicquot, Mumm, Bollinger, Perrier Joüet, Pommery, entre otras muchas marcas míticas. Una gran sala en la que pudimos disfrutar de las catas y explicaciones de distribuidores y sumilliers. Imagino es la primera vez que se hace en Málaga, y es de agradecer que se nos tenga en cuenta.

A primera hora ya había numeroso público en el evento, pero a medida que avanzaba la tarde llegó a ser casi imposible moverse entre tantos asistentes, por lo que se hubiera agradecido cierto control en el límite de la sala. Por lo demás, buena organización, y se agradece que no hubiera ninguna charla ni presentación “oficial” del acto. Unicamente buenos vinos y una copa. Claro que tanto degustar sin nada sólido se me hizo duro, se hubiera agradecido un catering con algo de picoteo, no estoy acostumbrado a beber a la manera anglosajona, a “palo seco”.

Conocimos a distribuidores importantes, contactos interesantes y amables ofrecimientos que pueden dar sus frutos, así que no estaría mal añadir alguna jornada de catas con maridaje en nuestros talleres de cocina. ¿Qué os parece la idea? Un buen champagne siempre es un éxito asegurado.

Album de fotos en facebook.