Sistema de envasado al vacío FoodSaver, test de producto

Inicio/Test de productos/Sistema de envasado al vacío FoodSaver, test de producto

Sistema de envasado al vacío FoodSaver, test de producto

Hace poco he recibido en casa, gentileza de El Corte Inglés, el sistema de envasado al vacío FoodSaver®, una práctica herramienta en cocina que paso a analizaros, por si os pueden servir de utilidad mis comentarios de primera mano.

Aunque en cocina profesional he usado alguna vez la envasadora al vacío, no conocía este sistema orientado a la cocina doméstica. Como su nombre indica, se trata de un sistema que elimina el aire en los envases, bolsas y tuppers especiales, para garantizar así una mejor conservación, tanto de alimentos frescos (sobre todo secos), y frescos (congelados).

Está claro que el aire es el principal responsable del deterioro de muchos alimentos, así que al eliminarlo garantizamos una mejor conservación al evitar la oxidación.

Lo que más llama la atención es lo compacto de la máquina, que ocupa poco espacio comparado con sus homólogos profesionales. Además tiene un sistema de giro para almacenarlo verticalmente, para que ocupe menos espacio. Otra ventaja clara es la facilidad de manejo, ya que aunque es recomendable leerse el manual, en pocos minutos se aprende el uso, muy intuitivo.

Para el que no lo conozca, el sistema es fácil. Viene con un rollo de plástico en su interior, aunque también se facilitan varios juegos de bolsas ya terminadas de distintos tamaños, así como un container para envasado al vacío. Todos los accesorios, bolsas y demás, están a la venta en El Corte Inglés.

Desplegamos el tamaño de bolsa que necesitemos, le aplicamos el termosellado en un extremo, cortamos el largo deseado con el cortador incorporado, rellenamos con el alimento (dejando al menos 7 centímetros hasta el borde), y aplicamos el vaciado y termosellado (con el botón adecuado). El grado de vacío puede ser automático o ajustarlo manualmente. Todo el proceso dura menos de un minuto.

¿Qué ventajas tiene el aplicar el vacío en la conservación? Como hemos dicho contribuye a mantener la frescura y el sabor de los ingredientes y las comidas preparadas, aumentando además la duración en el congelador y mejorando la conservación, evitando que se quemen, se deshidraten o pierdan su sabor.

Para la conservación en el frigorífico, el envasado al vacío hermético en bolsas y recipientes especialmente diseñados prolonga la frescura del queso, los fiambres, las frutas, las verduras, las hierbas y los demás alimentos de su frigorífico. El jamón serrano, cortado en lonchas, es un ejemplo clásico de la conservación al vacío, ya sea refrigerado o congelado.

En la despensa también tiene gran utilidad, usando los botes multiuso FoodSaver® especialmente diseñados para conservar la frescura de la pasta, la harina y los cereales en la despensa durante mucho más tiempo. También son ideales para galletas, bizcochos y otros alimentos crujientes. El vacío evita la pérdida de textura, así como la aparición de los gorgojos de la harina y cereales, que muchas veces nos hacen tirar alimentos por mala conservación en la despensa, sobre todo en verano.


Otros usos posibles es el envasado de comida en raciones individuales, para no tener que tirar nada en cocina, o la conservación de todo tipo de líquidos, como el vino, el aceite, los licores y demás líquidos con los tapones especiales que se adaptan a la mayoría de botellas estándar.

Además las bolsas pueden hervirse, calentarse en microondas y reutilizarse en muchos casos, y nos servirán también para marinar alimentos. Al prolongar la conservación, nos permite comprar alimentos en grandes cantidades, aprovechando las ofertas, y almacenarlos sin problema ni deterioro.

Os resumo los principales puntos:

  • sistema compacto y fácil de usar y almacenar
  • aumenta la conservación de alimentos congelados (de 6 meses máximo aumenta la conservación a 2-3 años)
  • mejora la conservación de alimentos en crudo congelados, evita la oxidación de carnes y pescados por la congelación
  • conserva productos secos y frescos, quesos duros, embutidos, pastas, legumbres
  • conserva productos cocinados, sopas, guisos, estofados, helados, sorbetes, etc.
  • para conservar verduras hay que escaldarlas previamente
  • no esteriliza los alimentos, evita la oxidación pero hay bacterias y fermentos que pueden actuar en ausencia de oxígeno (por ello es recomendable escaldado, cocinado o congelado previo, si es en crudo, y la conservación en condiciones adecuadas a cada caso)
  • no recomendable para conservar queso tierno, setas frescas, ajos, tomates ni verduras en crudo (hay que escaldarlas previamente)
  • no recomendable para verduras como col, brécol, repollo o coles de bruselas, ya que sueltan gas y hace perder el vacío
  • antes de conservar carnes, pescados y verduras, en general es mejor congelarlas previamente antes del envasado
  • las carnes al vacío adquieren color marrón, debido a la ausencia de oxígeno (no indican deterioro)
  • no reutilizar la bolsas usadas para carnes, pescados o alimentos muy grasos
  • el pack básico que he recibido trae abundantes bolsas, pero un único container, y ningún otro accesorio (tapones para botellas, tuppers para marinar o conservar..) cuyo precio aumenta el coste final del sistema si le queremos sacar el máximo partido
  • el manual no contiene demasiada información, recomiendo visitar la web para ampliar conocimientos sobre el uso

Y resumiendo mucho, os diría que usando FoodSaver se acabó el tener que tirar muchos alimentos y guisos por mala conservación, como suele ocurrir cuando hacemos limpieza del frigorífico, despensa o congelador, siendo una herramienta indispensable si tienes la costumbre de almacenar alimentos, por tener un congelador grande o ser muchos de familia. Espero que mi análisis os haya sido de utilidad.

18/06/2012|Test de productos|Comentarios desactivados en Sistema de envasado al vacío FoodSaver, test de producto